El arqueólogo leyó en voz alta y clara la cita en hebreo clásico que contenía el manuscrito encontrado.

Coincidía plenamente con Génesis 1.27-28: “Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos…”.

Después miró de nuevo al sonriente representante comercial de Roca (patrocinador de su excavación) y le dijo:
– Macho, creo que no va a colar añadir que también dice aquí “y en verdad os digo que no es bueno que compartáis el inodoro”.

error: Alerta: Contenido protegido. Si necesita algún texto o fotografía contacte con www.emiliagalindo.com