Para entender Historias que nunca escribiré tal vez deba explicar primero qué es para mí una Instagramada.

Hace más de cuatro años, coincidiendo aproximadamente con un traumático momento de cambio laboral y personal en mi vida, empecé a usar Instagram de forma diferente. Dejó de ser sólo un álbum de momentos cotidianos para empezar a contar las historias que me rondaban por la cabeza. Mi galería se pobló de fotos que explicaban relatos e historias que necesitaban imágenes que las completaran. En realidad no sería capaz de separar una cosa de la otra, ésa es la esencia de lo que yo llamo una Instagramada.  Es esa mezcla indisoluble, caótica y absurda, creada en la inmediatez de un móvil, tecleada durante mi vida cotidiana. Mi particular válvula de escape, mi ventana a la creación al amparo del anonimato virtual.

Con los años se han acumulando las instagramadas hasta superar el millar. Y mientras iba escribiendo y fotografiando, sentía crecer la triste sensación que jamás sería capaz de (atreverme a) escribir. Bajo el # historiasquenuncaescribire puse una losa diaria sobre mi autoestima creativa.

Revisando las reacciones de la gente que me leía, me di cuenta que paradójicamente esas historias que nunca iba a escribir ya estaban escritas. Ya tenían destinatarios anónimos, algunas incluso habían seguido su propia vida marcando la X en el mapa de algún buscador de tesoros.

Por mi 40 cumpleaños llegó el empujón que yo no me habría atrevído a dar. Llegó en forma de regalo doble: esta web y un libro. Tuve claro que usaría la etiqueta que había sido mi losa como título: Historias que nunca escribiré. Es una selección de algunas de las  instagramadas que más me gustan. Por supuesto bajo un criterio estrictamente personal y subjetivo. Todas tienen un porqué. Todas tienen parte de mí. Y en todas hay un rastro del amor por Barcelona, de las soledades que nos rodean, de la fascinación que siento por la épica de lo cotidiano y de mi terca búsqueda de la luz.

Ahora que Historias que nunca escribiré ya tiene forma (digital) queda la tarea de editarlo y publicarlo. Al tratarse de un proyecto que incluye muchas fotografías su publicación se convierte en un reto para hacer que estas historias huelan a papel, a tinta y a sueño hecho realidad.

 

Si te interesa recibir más información sobre el libro, contacta conmigo utilizando este formulario
Muchas gracias.  

2 + 3 =

error: Alerta: Contenido protegido. Si necesita algún texto o fotografía contacte con www.emiliagalindo.com