Desde que metabolicé esta foto y cada vez que la veo siempre pienso en una palabra: eón. Me parece hermosa la idea de un período de tiempo indefinido e inmensurable, de larga duración. Toma esa palabra, dale vueltas, hazla tuya, agárrala fuerte y que no te abandone jamás.

error: Alerta: Contenido protegido. Si necesita algún texto o fotografía contacte con www.emiliagalindo.com