De niña me impresionó el mito de la Caja de Pandora conteniendo y liberando las peores calamidades para los seres humanos: enfermedades, guerras, terremotos, hambres,…Aún hoy, cada vez que un ser humano abre un contenedor de basura para buscarse la vida, se destapa una caja de Pandora y corren libres la indiferencia, la desigualdad, el desarraigo, el egoísmo y la injusticia. Eso sí: siempre al fondo, pugnando por salir, nos queda la Esperanza.

error: Alerta: Contenido protegido. Si necesita algún texto o fotografía contacte con www.emiliagalindo.com