Hold me like you never lost your patience. Tell me that you love me more than hate me all the time. And you’re still mine. So smoke ’em if you got ’em ‘Cause it’s going down All I ever wanted was you. Let’s take a drink of heaven. Let’s raise a glass or two. To all the things I’ve lost on you: Tell me are they lost on you? (Laura Pergolizzi aka LP. Lost on You)

A ti, que sabes tararearme las canciones que suenan en mi cabeza y consigues hacer que el mundo sea un lugar mejor cada vez que sonríes. A ti que pones banda sonora a cada emoción que siento.
A ti, que atesoras en la piel de tu espalda lo mejor que he escrito jamás con las yemas de mis dedos.
A ti, mi geografía de besos y caricias.

A ti, que el día que nos conocimos hablamos de la belleza de las cicatrices de la vida.
Yo te dije que la fragilidad y la capacidad de recuperarnos las hacen hermosas. Y tú respondiste que saber valorar lo que se daña en nosotros nos aporta una serenidad objetiva. Que el mundo nos rompe a todos y luego algunos se hacen más fuertes en las partes rotas.
A ti, que reías tanto cuando te supliqué que no siguiéramos en esa línea porque aún no te quería lo suficiente para soportar que te gustase Coelho.
A ti que levantaste las manos como para rendirte y demostrar tu inocencia y me miraste de esa forma que, ahora que sé lo que significa, consigue ruborizarme entera.

Así fue como el día que te vi por primera vez te dije que te quería. Visto con perspectiva no deja de tener su gracia. Sobretodo porque me sirve para chincharte con que yo te quise antes que tú a mí.

Brindo por ti, como hicimos aquel día. Y fíjate, desde entonces no ha dejado de fascinarme tu sonrisa luminosa. No, amor, no se me ha subido la bebida. Es sólo que celebro que Tú y Yo somos.

error: Alerta: Contenido protegido. Si necesita algún texto o fotografía contacte con www.emiliagalindo.com