¿Cuánto le definen a uno las preguntas que hace? ¿Qué pasa cuando nadie te contesta?¿y cuando te dicen lo que no quieres oír?¿cómo preguntar a quien no oye?¿y a quien no escucha? ¿Sabemos la angustia que sienten los sordos ante la ausencia de la voz? ¿Acaso sólo somos conscientes de nuestras carencias cuando algo o alguien nos las recuerda? ¿Existe el arte de responder? ¿Será verdad que existe el Cielo y el infierno? ¿Por qué se enredan las emociones cuando ni siquiera tienen forma y aún están en camino? ¿Quién controla la imaginación cuando está basada en hechos reales? ¿Los protagonistas? ¿Sirven de algo las preguntas aunque no tengan respuesta? ¿Hay sueños impermeables al insomnio? ¿Dónde cabe el cero entre la nada?¿A la izquierda?¿cree la condición que todos son ladrones?¿cuánto tarda en desvanecerse tu aroma de los lugares donde has estado?¿enraizarán los recuerdos que sembramos y darán cobijo en un futuro?¿es la memoria del pez elefante un oxímoron?

error: Alerta: Contenido protegido. Si necesita algún texto o fotografía contacte con www.emiliagalindo.com