Aún no sé bien qué historia contará esta foto pero me ha hecho pensar en esos padres que son y serán siempre nuestra tierra firme.
Los que nos cubren las espaldas y nos invitan a atrevernos a mirar al horizonte.
Los que son nuestro puerto, nuestra bandera, parte de nosotros.
Siempre.
En la costa de Sola, Rogaland (Noruega).
La tarde del 6 de Septiembre de 2018.

error: Alerta: Contenido protegido. Si necesita algún texto o fotografía contacte con www.emiliagalindo.com