Cosas que me gustan:
Hablar contigo.
Estar a tu lado.
Reírnos.
Nuestros buenos días: que tu voz sea lo primero que escuche en mis mañanas y desperezarme modulando sonidos para que te lleguen frescos y limpios. O turbios y calientes de deseo. Da igual pero siempre. Estando donde estés: a cientos de kilómetros o a una caricia de distancia.

Me gusta hablarte de mis cosas, mis berrinches, mis quijotadas, mis cicatrices. Escucharte. Saber qué sientes, qué necesitas, qué te preocupa. No dejar de aprender a tu lado. Cuando me llamas melona. Cómo me dices que me quieres. Esa forma tuya de ayudarme sin ser consciente que estás haciéndolo. Escuchar en tu voz el nombre que mis padres escogieron para mí, porque es pronunciado en tus labios que al fin descubro todos los matices que poseo.

¿Qué más cosas me gustan? Me gusta cuando pones esa cara. Esa y esa otra. Y aquella otra. Me gusta cuando me haces recordar o, simplemente, olvidar. Me gusta cuando hacemos locuras que sólo tú y yo entendemos.

Me gusta que me vengas a encontrar por sorpresa, tus saltitos al verme, tu acento norteño hablándome flojito, tus ojos del color de la raíz de mis sueños.

Me gusta pasar horas hablando contigo. Sonreírle a tu nombre cuando me llamas por teléfono. Que suene el interfono de casa y me respondas que eres Tú. Sí, eres Tú.
Me gusta estar a tu lado incluso en la distancia.
Me gusta el contacto físico contigo. Me gusta que, aunque los posesivos no sean nuestro fuerte, tú y yo seamos.
Me gusta cuando sin proponértelo haces de un momento cualquiera algo inolvidable.
Me gusta recordar todos esos momentos a tu lado. Me gusta cuando te relajas porque sabes que estoy ahí, de tu parte. Me chifla cuando te digo que estoy fea y haces que, ni con mi aspecto más brujil y desgreñado, deje de sentirme que soy para ti un milagro de infinitos matices.
Me encanta esa sonrisa tuya, patrimonio inmaterial de la humanidad: mi geografía de besos y caricias, mi Patria.
Me gusta cuando me abrazas. Saber que estás ahí. Me gusta quererte.
No concibo la idea de tener un proyecto de vida del que no formes parte.

error: Alerta: Contenido protegido. Si necesita algún texto o fotografía contacte con www.emiliagalindo.com